Mario Flores Abreu

Una isla



Soy una isla, una isla desierta
aguardando a que naufragues en mí,
que con tus calmos pies
dejes huella en mis arenas,
que tu voz rompa mis silencios
y sacudas la monotonía del vacío.

 

Soy una isla, una isla habitada
con tu naufragio, con tus pisadas,
con tus voz al viento.
Soy una isla, y tú,
la vida que habita en mí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.