Lobablanca97

Amado mío

O cuántos lirios hay en aquel prado

De belleza incalculable

Tan solo un responsable

Todo ha quedado en el olvido

Cómo si nunca hubiese existido

Pues todo lo que prometió el cordero

Ahora es todo lo que queda

Oh cordero mío, tan bello, tan noble

Fuiste leal, tan pequeño para ser tan grande

Ante la realeza celestial

 

Gracias por haber venido, por salvar

Te pido perdón en esta oración

Por todos los que no te aman

Ignoran tan bella canción

De tu amor, oh tesoro mío, Dios mío

 

Hoy reparo, mediante palabras, 

Cuánto me permitas, uno mi alma

A tu pasión, querido mío, me muero porque vivo

Abrázame con tu manto celestial, consuelame

Déjame consolarte, decirte amor mío, 

que por ti, yo vivo

 

Bendita sangre, cordero amado, 

Cubre al mundo, con tu manto bendito

Amén

 

Comentarios3

  • Solasdelval

    Preciosa plegaria. Amén.
    Un saludo desde España

  • ivan semilla

    Dios es Amor!!!
    abrazo calido

  • Lualpri

    Muchas gracias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.