Lucas de Almeida

Adiós y Gracias

Huracán desbocado, tormenta estival,

Torrente en maratónica  carrera

Que no acierta ante el precipicio frenar.

Todo ello y tanto más fuiste,

Al entrar a mi vida una tarde.

Todo ello y tanto más fuiste,

Al dejar mi vida de exabrupto.

 

Más tu arrolladora presencia,

Fue una colisión conmigo;

Ola que se estampa en el titánico risco.

 

Trajiste la duda contigo, siendo esta

Tu mayor beldad, y sin reposo la sembraste;

Noche y día en mi alma sin descansar.

Dude entonces, y dudando fui libre,

Libre de sentir, libre de pensar.

Dude entonces, y dudando guarde lo bueno,

Guarde todo lo bueno, deseche lo malo.

 

Más mis respuestas no te gustaron,

Y así arrolladora, quisiste cambiarme;

Y así, Libre, de ti dude también seguido.

 

Mi Dios, mis principios, mi mundo,

Y tanto más de mi, te resultó vil,

Quisiste como el huracán, destruir y cambiar todo.

Y dude aún más, Libre, y convencido;

Tu energía puso todo en duda.

Pero, finalmente, agotados, sonó un "basta";

Y hoy te digo "adiós" y "gracias".

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.