Alma de Piedra

LA VISITA (PANDEMIA...)



Un mensaje.

Una cita. 

Un suspiro...

El día llegó.

 

Te imagino cerca mientras, distraída, me desvisto al caminar. 

Sonrío.

Mis pupilas se dilatan.

Mis párpados se relajan en tono soñador.

En recuerdos, disfruto tu olor, que me subyuga,

adelantando emociones que provoca, aspirando el aire con serena vehemencia.

Respiro entrecortado...adivinando la gloria que me aguarda.

Libero mi cabello.

Lo alboroto con mis dedos, y a paso lento, voy al guardarropa.

Falda?...vestido?...el rojo sin duda es perfecto.  Sencillo, ligero.

El vapor tibio me domina.

Entro en su busca sintiéndo en la piel el calor del agua.

Cierro los ojos, pensando en tu sonrisa divina, en tu plática amena, en tu voz masculina...

 

Siete de la tarde.

Un saludo cálido.

Tu carisma invade el ambiente.

Dejo mi abrigo esperando disimular mis nervios.

La puesta del sol en la playa anuncia el crepúsculo, y éste, un deleite inconfesable.

En mi mente, un placer infinito me apresa.

Un escalofrío me recorre.

Oscurece mientras sigo el camino de tu copa, casi, sin atender lo que dices...

Tu sonrisa me desarma.

A propósito, te sientas lejos de mí, como observando un panorama.

Tus ojos me acarician sin lujuria, despacio, entera.

Esa manera tan tuya de disfrutar anticipando, me deja sin aliento.

 

En la terraza, las estrellas fulguran prometiéndo entre destellos una noche intensa, fogosa, profunda.

 

Te mueves controlando tu espacio. Seguro. Paciente.

Bebemos el vino y prendes el fuego...

Las olas rompen en las rocas demandando concordancia...

Con cada palabra el disfrute crece inefable.

Aumenta en cada minuto, sin tocar, sin besar, sin la mínima prisa.

Con la mayor certeza...

Tratas de seducirme sin saber que no hace falta.

Soy tuya. No lo sabes? 

 

De pronto, entre sombras y el reflejo crepitante de las llamas, te siento frente a mí.

Tu mano se acerca, el hechizo me atrapa.

Música y luz tenues.

Bailamos un Blues que, lejos de ayudar, me arroja al precipicio...ese aroma tuyo. 

Un vaivén tibio que arrulla; un torbellino lento que enreda;

un olor celestial que ciega; y esta pasión, que me ahoga.

En mi rostro, siento  el calor de tu piel que no me toca.

A ojos cerrados te busco inmóvil, esperando el encuentro inevitable...

 

Esto no es sexual. No. Es sensorial.

Un estado de elevación a donde tu solo recuerdo, me transporta;

tu presencia, lo agrava; tu cercanía, lo agudiza y

tu contacto...

 

Siento tu beso al morir.

El remolino me avasalla.

Me abandono sin escrúpulos.

Te he extrañado tanto esposo mío!!!...

Comentarios9

  • alicia perez hernandez

    VERSOS TAN INMENSOS EN SU INMENSIDAD...

  • Delalma

    Hermoso poema poeta. Un placer para mis ojos leer tu escrito. Felicitaciones. Un beso.

    • Alma de Piedra

      Gracias querido. Es bonito interactuar en este sitio, compartiendo una fase que a nadie en persona muestro...un abrazo.

    • jose S.W.

      Amor incondicional. Es un sentir tan intenso que acaricia el corazón y eriza la piel.
      Un saludo Alma sutil.

      • Alma de Piedra

        Así es amigo mío, igual, un saludo cálido.

      • Alberto Diago

        Muy bello y seductor tu poema. Un Abrazo.

        • Alma de Piedra

          Eres muy amable Alberto....gracias. Otro para ti.

        • claumarce

          Bellísimo poema.. felicitaciones

        • Lincol

          Simplemente hermoso 👏👏👏 sentimiento genuino que enaltece el amor.

          Agradecido por su lectura estimada amiga.

          Saludos fraternos a la distancia 🤗

          • Alma de Piedra

            Bien recibidos tus saluds Lincol. Igualmente apreciados tu tiempo, atención y palabras. Un abrazo.

          • Johanny de Jesus

            Fue un elixir leerte. No había tenido la oportunidad.
            Te envío un saludo fraterno..

            • Alma de Piedra

              Gracias Johanny, qué amab|e, que estés bien...♥

            • Luis Alberto R

              Detrás de tus ojos, testigo de tus emociones, he ido en tu poema. In crescendo vas en tus palabras. Registro de amor bonito. Saludos, Alma.

              • Alma de Piedra

                Luis Alberto, gracias por tus palabras...eres muy amable. Saludos.

              • Pitufopoeta

                Sencillamente impresionante, el leer tu poema me ha llevado a una extraña sensación que no la puedo describir como tristeza o añoranza, pero que ha hecho latir mi corazón y a la vez me ha elevado a un estado de paz, de sosiego, transportando mi mente a un y tiempo pasado del que conservo los más hermosos recuerdos. Sólo me resta darte las gracias por esctibir tan bello. Recibe un cordial saludo.
                Pd/La música genial.

                • Alma de Piedra

                  Pitufín, que palabras tan bonitas. Celebro tu visita por aquí y también, que hayas disfrutado estas mis letras. Creo que muchos en estos tiempos nos refugiamos en recuerdos de otros días; es tan delicioso.

                  Recibe un abrazo y mis mejores deseos estas fiestas.



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.