Centella fenix

Risueñor

Cada amanecer escucho tu cantar ,oh mi dulce risueñor,escucho tu aleteo ,miro tus alas abiertas al volar.

Espero con ansias el bello amanecer para escuchar tu canto, oh mi dulce risueñor,te veo por mi ventana y parece que te gusta que te admire que te escuche.

Mis ojos se iluminan al verte por mi ventana,y ver el verde árbol lleno de ramas grande llenas de hojas que te acarician y que te sostiene.

Oh mi risueñor  ,te extrañare ... al cual mi partida se acerca pronto y no podré ya jamás volver a escucharte y volver a mirarte ni sabré si ese bello árbol estará ahy siempre.

Cada amanecer escucho tu cantar...admirar tu belleza ,tu presencia me hace imaginar que yo también puedo volar hacia el cielo tocar con tu dulce cantar...

Me despierta tu canto y me paro de mi cama para admirar tu belleza ,tus alas al abrirlas listas para volar,siento que te gusta venir a verme cada mañana y sentir mi mirar hacia tu, mi dulce oh risueñor.

Cada bello amanecer......

Lo amo porque escucho tu cantar.  Oh mi risueñor de bellas alas al abrir listas para volar......

 

               Centella Fénix



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.