Gabriela Araceli

Tu, siempre tu.

Tu, tu sola presencia me llena.

Tu, con tus pasos me llevas.

Tu, con tus brazos me elevas,

Me alivias si me siento enferma.

Cuando el aire me asfixia tus besos me sanan.

Si mi vida se rompe tu me restauras.

Si mi llanto no cede tu me consuelas.

Cuando mas ya no puedo tu me dices poco a poco.

Y asi mano a mano, vamos juntos por los senderos.

Siempre juntos, lado a lado.

Tu, que con tu ausencia me faltas.

Tu, con esas mañas que tienes de volverme a enamorar. 

Y esas ganas que tengo que llegue la noche para poderte besar.

Tu eres mi otra mitad.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.