pfleta

FUEGO DE SAN JUAN

Quema penas el fuego de San Juan,

la hoguera se retuerce y gime

 proyectando al aire centellas deseadas

y olor a lágrima quemada.

 

Refulgiendo van mis suspiros

mientras queman las maderas

y fulguran las vivas candelas

avivando en los ojos brillo de zafiro.

 

Como en los anhelos crece la llamarada;

extiende sus brazos de fuego al cielo,

pareciendo como si riera y llorara,

y lanzando al aire humos de llamada.

 

Los ojos eran ya minúsculos espejos

reflejando la inocencia de las miradas

cada vez más libres y solidarias,

liberando emoción al calor del rescoldo.

 

Aquellas llamas que querían abrazarnos

discretas, poco a poco, iban menguando

mientras se apoderaba de mi alma

una paz serena con aromas de calma.

 

Lánguidamente el fuego va encogiendo,

las pupilas lentamente iban creciendo;

dejo atrás las enconadas brasas y me voy,

liberando el lastre de penas y tristezas.

 

23.06.09

 

Pau Fleta

Comentarios1

  • AnnaSerena28

    Un momento mágicamente plasmado en letras.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.