Ernesto Nexticapa Javier ( Escritor Nocturno)

TU LEGADO

Mi padre forjó su legado en silencio, siempre callado, en el cansancio de sus pasos; y con las fuerzas de sus manos trabajó muy duro sembrando aquel viñedo de los años. Nunca sintió temor a nada pero había algo en su mirada, son los triunfos de sus batallas, las lágrimas que no derrama de aquello que le hace enternecer ver a sus hijos y a su mujer. Ya no quiero verlo envejecer y quisiera el tiempo detener, escuchar su historia otra vez que no se pierda en el ayer sus memorias de aquello que fue ni las cicatrices de su piel. Ya pesa el pasar de los años. ÉL seguirá ahí esperando, y ver los frutos de sus vástagos. En aquel baúl irá guardando viejas cartas y sus retratos impregnados de su pasado.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.