Hermann Garcia

SABOREANDO EL HAMBRE...

Esperanzado por el momento la cronología indicaba que el sonido llegaría de un momento a otro -no fue así- intenté hacer que mi mensaje llegara por la vía ancestral -he fallado- la ilusión falleció la desolación me invade y lo gozo. Tristemente busco en un sin fin de cuestiones abstractas la luz de la grandeza, irreverente como siempre lucho por mantener el equilibrio... falsedad e hipocresía crecen en la vid el vino embriaga las entrañas psicológicas del cretino egoísta  que complace los sentidos y mata el ente esencial... la debilidad es disfrutada y castigada,  el hambre es cruel, la dicha se esfuma en el podium ganador ya no hay vigor solo ultrajes y cuestiones inescudriñables a los ojos de dios e indiferentes a ti...


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.