Eduardo Ávalos

Lo que falto

A ella, a quien amo perdidamente,
A quien hubiera esperado en el altar,
En quien creyo falsamente,
Para quien solo fue un juego de azar.

A quien le entreguo su vida entera,
Con todas sus virtudes y defectos,
A cambio de esperanzas falsas,
Con insignificantes e interminables besos.

Te imploró por su esperado reencuentro
Te sostuvo con una ingenua creencia,
Sin darse cuenta al juego que recién entró,
Y descubrío que ella había vuelto a ser la "simple" sin alguna relevancia.

A ella, te pide que no guardes angustia,
Por fin afronto su duelo absurdo,
Quien siempre será su cosita,
Que regresará con un simple silbido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.