Hugo Blair M.

Nacer y morir

 

Me aliste para llegar

sin big bang de bienvenida,

saldré de esta oscuridad

 aquí ya no quiero esperar,

hoy es día de salida.

 

Mi madre tomó mi mano

duro una nalgada me dio,

¡huy! eso a mí me sorprendió,

solloce como soprano

mi madre muy alegre sonrió.

 

De infancia y adolescencia

nunca olvidare el camino,

yo en esta etapa me inclino,

empecé a tomar conciencia,

casi todo lo imagino.

 

Buscando luz en la vida

por senderos caminé

y en ninguno me imagine;

fue esta vida incomprendida

la que jamás recrimine.

 

Luminosa e imperturbable

juventud de primavera,

si algún día tu volvieras

sería algo tan admirable,

aunque luego yo muriera.

 

Fueron tantos sacrificios

de existencia y de ventura,

que entre muchas travesuras

y a raíz de mis cilicios

ya me encuentro en sepultura.

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.