huertero

Mi casa /tu casa


El hambre en nuestra casa ...
Donde ira a parar la verdad a estas horas...
Tu envenenas el agua de riego...
El fruto del amor tambien envenenarás....


limpia tu alma, que es la casa de tu cuerpo,
no empañes con maldad, el dulce canto de la mañana,
que resplandezca el universo entero de bellezas,
cuando las corrientes turbulentas,
por fin descansen en la bella sonrisa del amor....


Limpia tu persona, deshaciendo las mentiras,
lejos del olvido, cesa ya las amarguras,
refúgiate en tu ser, a tu propio parecer,
eres dueña de las corrientes, cuando en verdad las sientes,
armonía y paz, deja ya la soledad,
hoy ven a compartir conmigo, de tu sinceridad.


Entra limpio a mi casa
como yo he entrado a la tuya
el veneno ya descarga
antes de que yo reciba tu visita
pues mi casa que es tu casa
no merece la deshonra
de aceptar en sus adentros
la maldad ni la zozobra



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.