Einer Fidel Castaño Villamil

CAMPESINO

Campesino que trabaja

la tierra con gran esfuerzo,

para llevar a la mesa

los aliños del almuerzo;

iniciando cada día

poniendo en Dios su confianza

labrando siempre la tierra,

nunca pierde la esperanza.

 

Se levanta con el gallo

la herramienta va alistar,

mientras la doña prepara

un tinto para tomar;

el tajo lo esta esperando,

surcos cargados estan,

los canastos aun vacios

prontito se llenarán.

 

La tierra dá el alimento

pero hay que trabajarla,

ahí esta el campesino,

con paciencia va limpiarla;

prepara en cada jornada

eras para cultivarlas,

con la esperanza que un día

pueda ir a cosecharlas.

 

para llevar alimento

a su familia primero

y si la cosecha es buena

bajar la otra parte al pueblo

y mandar a la despenza,

del que espera en la ciudad

productos que da la tierra,

de la mejor calidad.

 

El azadon hecha al hombro,

a la cintira el machete,

enjalma bien su caballo

y se encarama el jinete,

lleva las manos callosas,

el sol en la espalda siente

y repele los mosquitos

con el sudor de la frente.

 

Con los cultivos sembrados

el campo se reverdece,

platanal y cafetales

lindos son cuando floresen,

potreros y sabanales

mantiene muy bien cuidados;

donde ordeña la vaquita

que con esfuerzo ha comprado.

 

Es su casa muy humilde

donde convive el amor,

deserrollando en familía

del campo cada lobor;

en el patio nunca falta

la gallina copetona,

el cochinito engordando

pa'diciembre la lachona

 

No le falta la comida,

en el abunda la bondad,

atiende a todo el que llega

con mucha amabilidad;

aun que no tenga riqueza

vive siempre muy feliz;

porque es el campesino...

¡Quien da prograso al país!

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.