Max Hernandez

Quédate en casa, mi hermano...


AVISO DE AUSENCIA DE Max Hernandez
Con poco tiempo disponible.

Quédate en casa mi hermano

Solo juntos podremos ganar esta batalla.   

Nunca pensé que pudiese vivir esto  

Nunca imaginé pasar lo que estamos pasando  

Los pasillos del hospital saturados  

Enfermos en camillas, en sillas, incluso en el suelo sentados  

Todos claman por ayuda, todos necesitan ser ayudados  

Y no tenemos más manos  

Y ya ni siquiera estamos completos  

Los recursos se están agotando  

Y la muerte nos está ganando...    

 

Quédate en casa, es lo único que te pido    

 

Empezamos como todos, con una vil mascarilla,

nuestra voluntad y nuestras manos  

Como en todo lugar nos engañamos  

Y los que tuvimos que caer, caímos contagiados

  Y ahora solo queda la mitad de mis colegas de trabajo  

Y las cosas han empeorado...    

Quédate en casa mi hermano  

No ves que los hospitales hace mucho tiempo han colapsado?    

 

Ahora entramos vestidos de pies a cabeza  

Con ropa especial, pero que poco a poco nos aturde  

Y tenemos que trabajar turnos prolongados  

Pues como dije, no nos quedan mas manos  

Y los pasillos del hospital son inhumanos

  Personas clamando a gritos por un poco de aire  

Gente que muere directamente en nuestras manos  

Y todos nos exigen, muchos nos agreden  

Y nosotros mismos estamos al borde del colapso....    

 

Quédate en casa mi hermano  

Ya hasta el oxígeno se nos ha terminado    

 

Muchos caímos en esta batalla sin cuartel  

Sufrimos en carne propia los estragos  

Hoy como ayer varios de mis colegas perdieron la batalla  

Los llaman héroes... Son víctimas de un sistema desamparado!  

Apenas nos recuperamos volvemos a la batalla

  Aún con el cuerpo debilitado!  

Y es que no hay mas manos!  

El país entero se está desangrando!  

Y quien nos cuida a nosotros?  

A veces hasta en el edificio en que vivimos  

Nos dicen que no volvamos  

Que podemos contagiarlos!  

Acaso no somos humanos?!    

 

Quédate en casa mi hermano  

La muerte está rondando    

 

Tengo miedo, de caer nuevamente  

Como muchos de mis hermanos  

Pues estamos debilitados  

Pero debemos de seguir peleando.  

No te dejaré solo! Hice un juramento!  

Dejaré mi vida feliz si con eso te he salvado!  

Hoy nuevamente le pido a Dios me siga guiando

  Me de las fuerzas pasa seguir adelante en esta desigual batalla  

Poder vencer mis miedos, mis dudas  

Y hacerme un instrumento para devolver la sonrisa a mis hermanos  

Y a ti solo te pido una cosa:    

 

Quédate en casa mi hermano!  

Ayúdame a seguir ayudando...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.