Malavente

ES LO QUE HAY

ES LO QUE HAY

Eso es lo que dicen todos

la conclusión inevitable de todas las tristezas

la rendición incondicional antes comenzar la guerra

el oso al que arrancan los dientes y las uñas.


Y no hay más que lo que hay.

Es una afirmación insolente, evolucionista

conformista, transformista y ambiguamente triste, débil, pálida,

oxigenada y estúpida, como una peluca de puta en tonos rubio platino.


No es más que la proclamación del abandono, la soledad, la mentira

los muertos que no han nacido, los vivos que no quieren sufrir

el miedo a lo desconocido

la corrección política y la profesión de fe democrática,

los nacionalismos catalán y vasco, "la roja", el teatro de los políticos,

los anuncios de Q10, colágeno reparador y pastillas antiengorde.


Es lo que hay, si tú no haces nada.

Es lo que hay, si yo no me explico.

Es lo que hay, si muere tu amor.

¡No es lo que hay, es lo que queramos que haya, joder!

Comentarios6

  • acrobata

    El conformismo es claramente el primer síntoma de la derrota....Y la verdad cada vez más en esta sociedad nuestra parecemos un grupo de pollos corriendo de aquí para allá sin cabeza al son que marcan las absurdas modas y los hipócritas cliches de cuatro impresentables que dominan los medios de comunicación.....Mientras unos cuantos asisten divertidos (los beneficiados) o indignados (los solidarios) a este triste espectáculo de masas que cada día se da en casi todas partes.

    Un abrazo.

    • Malavente

      Oye, muchísimas gracias por tu calificación y tu comentario! Me alegro al pensar que no todo el mundo está contento con esta época que nos ha tocado vivir, y que existe una indignación real en la gente normal como tú o como yo. Pues nada, te agrego a amigos y favoritos, y ya seguiremos leyendo nuestros respectivos poemas y haciendo comentarios. Un cordial saludo desde Valencia!

    • PoemasDeLaSu

      Muy, pero muy bueno, es un placer poder leer a poetas comprometidos, aunque a muchos ciertos poemas, les caiga, y perdón por la expresión porque no seré muy fina y elegante, pero les produce el efecto de supositorio de papel de lija, pero el sentir y la impotencia que a veces nos produce las miserias humanas va más allá de lo que se espera de alguien que vuelca su parecer en las letras. Ese conformismo tiene un arraigo conciente o inconsciente en la "autoviolencia", es decir, nos destruímos dejandonos violentar por todo lo que vos describís en tu poesía, desde los medios de comunicación, el apoyar ciertas políticas, el someternos al imperio totalitario, hasta llegar a este terrible y degradante "es lo que hay". Y no es solamente España, la cultura del "pan y circo" está arraigada en toda esta Latinoamérica que bien sabemos de que estás hablando.
      Bueno me extendí demasiado, podríamos hablar horas y escucharte, claro.
      Te admiro desde ya, por tus letras, y las imágenes y me encantó leerte.
      Un besón y un abrazo de aeropuerto.
      Susana.

      • Malavente

        Coincido plenamente contigo en el concepto de la "autoviolencia" que todos nos practicamos. Es triste, pero es un precio casi necesario para poder vivir en convivencia. De hecho, si alguien no se "autoviolenta" y nos suelta a bocajarro sus sentimientos, nos fastidia (como poco). También creo que la poesía es un medio (como otro cualquiera) para decir esas cosas que en la vida normal y cotidiana se quedan en lo incomprensible y lo grosero (por eso, no vale la pena insertarlos en la relación con las personas a nuestro alrededor). Muchas cosas que hoy nos repugnan tuvieron un origen noble, y siguen teniendo muchos elementos positivos y humanos. A mí me duele que esos árboles saludables hayan quedado cubiertos por adherencias adulterantes, y organismos ajenos los hayan utilizado como pivotes para crecer y prosperar (por ejemplo, la corrupción que parasita la democracia). Por eso, y por ver cómo se mantiene a capa y espada una serie de virtudes que ya no son operativas, me quejo y pataleo y escupo sobre algunos de los emblemas de la sociedad actual. Siendo en origen sólidos pilares, hoy los veo como acumulaciones verticales de excrecencias indeseadas. Y también rabio porque preveo que, gracias a su firme núcleo, los excrecientes organismos blandos que viven sobre ellos, continuarán viviendo y reproduciéndose a su costa.

        • Malavente

          Coincido plenamente contigo en el concepto de la "autoviolencia" que todos nos practicamos. Es triste, pero es un precio casi necesario para poder vivir en convivencia. De hecho, si alguien no se "autoviolenta" y nos suelta a bocajarro sus sentimientos, nos fastidia (como poco). También creo que la poesía es un medio (como otro cualquiera) para decir esas cosas que en la vida normal y cotidiana se quedan en lo incomprensible y lo grosero (por eso, no vale la pena insertarlos en la relación con las personas a nuestro alrededor). Muchas cosas que hoy nos repugnan tuvieron un origen noble, y siguen teniendo muchos elementos positivos y humanos. A mí me duele que esos árboles saludables hayan quedado cubiertos por adherencias adulterantes, y organismos ajenos los hayan utilizado como pivotes para crecer y prosperar (por ejemplo, la corrupción que parasita la democracia). Por eso, y por ver cómo se mantiene a capa y espada una serie de virtudes que ya no son operativas, me quejo y pataleo y escupo sobre algunos de los emblemas de la sociedad actual. Siendo en origen sólidos pilares, hoy los veo como acumulaciones verticales de excrecencias indeseadas. Y también rabio porque preveo que, gracias a su firme núcleo, los excrecientes organismos blandos que viven sobre ellos, continuarán viviendo y reproduciéndose a su costa.

        • Hay 1 comentario más

        • Alexia56

          Es difícil molestarse con tan clara conciencia de tan cruda realidad. Hace un tiempo que no veo noticias porque ' no me gusta lo que hay'. Nosotros no sabemos de experiencias de guerra, nuestro mañana es mas seguro, pero siempre pienso; que el hombre es el peor enemigo del hombre y su necesidad de poder la ruina que tu has descrito.

          • Malavente

            Me alegro por tus palabras porque me parecen cargadas de razón y muy similares a las ideas que muchas veces tengo yo. Bien dicho! No podría haber mejor forma de celebrar algo que uno considera bueno, que dedicándole una perla de sabiduría. Como la que tú has puesto. Gracias.

          • Laura Soldan

            Me llamo la atencion el adjetivo "evolucionista", se presta para muchas conclusiones. Supongo que cada uno le vera un significado distinto. Pero el llamado a la accion es claro.
            Malavante agitador de masas! Jaja.

            • Malavente

              Hooola! Me alegro de que incidas sobre el adjetivo "evolucionista" porque encierra una clave. La Psicología Evolucionista está de moda desde hace unos cuantos años a esta parte. El problema que tiene es un subproducto, que viene a ser la conclusión de "es lo que hay". Me explico: la evolución va descartando seres, organismos y mecanismos que no logran adaptarse. Digamos que es un filtro inmisericorde. Algunos lo aplican a las relaciones y a las actitudes humanas de un modo un tanto facilón, así que "el que logra adaptarse, hace lo correcto". Y es que yo estoy radicalmente en contra de eso. El objetivo del "evolucionismo social" es, pues, el consenso. Así, se hace lo que la mayoría de los que deciden, establecen. Yo siempre me he sentido miembro de minorías anacrónicas o molestas para las mayorías. Si seguimos la tesis evolucionistas en el campo de la ética humana, al final nos topamos con los mecanismos del libre mercado y los electorales. Y nada más. Absolutamente nada más. Lógicamente, todo lo que vaya en contra de esos dos sistemas, es calificado como malo. Y yo creo que el bien y el mal no están sujetos a ninguna evolución biológica, sociológica o sociobiológica. Creer eso es coger el rábano por las hojas. La sociedad evoluciona a mayores cotas de comodidad, seguridad y abundancia de bienes. Pero eso es sólo progreso material; el progreso humano queda fuera del campo de explicación, y eso se nota, y mucho, en nuestro ambiente social. Se nota sobre todo en la facilonería, la mediocridad, la chabacanería y el desenfreno. Y cierro este discurso citando un caso que me parece sintomático: ahora a las chicas (una mayoría, no todas) les gusta mostrar mucha piel, pero no resultan sexy (a mí por lo menos, no me lo parece). ¿Por qué? Porque parece que eso es lo que más atrae, lo que hace a la mujer más atractiva. Y yo no lo creo. Ni tampoco me vale el argumento de que cada cual haga lo que quiera. Y es que eso último se va a hacer de todos modos. Sólo digo que la aplicación de la voluntad soberana hace aparecer a la vista del público desnudeces que resultan procaces y no eróticas. Si a mí me dejan lo que quiera, y se da por bueno que mi libertad conduce a soluciones más evolucionadas y por lo tanto, mejores, yo seré un egoísta y un tirano, y me aprovecharé todo lo que pueda de los que me rodean. Eso sí, sin emplear la violencia ni decir una palabra más alta que otra. Pero mi interés será, muy probablemente, el dinero fácil, el atajo, el sexo, los besos robados (y no los dados), la ley del mínimo esfuerzo y la del pícaro. Y es que yo estoy en desacuerdo con Rousseau: el hombre no nace bueno, porque el egoísmo es una extensión social del instinto de supervivencia. Si se sacraliza la ecuación libertad = evolución, evolucionamos en colectivo hacia un individualismo que genera soledad y abandono en los más débiles, los viejos (porque los niños basta con no tenerlos para que no molesten -no es mía la opinión pero creo que cualquiera la entiende-). Así, los que se relacionan socialmente, crean contactos y se relacionan con la gente que maneja dinero y poder, subirá y la evolución lo premiará. Y el que no quiera participar en los negocios de la riqueza y el poder, bajará y nadie le hará caso. Así lo veo yo; es asqueroso, pero no puedo verlo de otro modo; y ello porque veo funcionar los mecanismos descritos todos los días del mundo, en el trabajo, en mi familia, y hasta en mí mismo. Creo que mi generación y yo nos hemos convertidos en una remesa de pícaros vocacionales, pero con una diferencia respecto a Lazarillo, Rinconete, Cortadillo o Guzmán de Alfarache: nos sobra de todo, pero seguimos actuando como si cada céntimo de euro, cada segundo de tiempo y cada vez que hay que levantarse de la silla o el sofá hubieran de ser regateados, sin que importe el modo de hacerlo. Bueno, pues ahí queda esta perorata que se ha hinchado como un globo aerostático desde el vocablo "evolucionista" (PERO QUÉ ROLLO QUE ME HE TIRAOOO jajaja). Se nota que quise ser profesor universitario y no pude jajajaja... Ya me lo dice Pamela, mi mujer, que me encanta dar "peroratas"... jajaja Muy cierto, es uno de mis rasgos más genuinos, el ser un ROLLERO jaja... Un saludo.

              • Laura Soldan

                Jaja bueno yo disfruté de tu perorata! Algo similar había imaginado sin conocer eso de la psicología evolucionista, por lo que sugiere la palabra. Pero tu comentario me ayuda a entenderlo a mas cabalidad.
                Creo que eso de la supervivencia del mas apto no seria problema si la sociedad fuese benévola, no? Pero como bien dijiste esta en la naturaleza pecaminosa del hombre el egoísmo (que es también la base del sistema capitalista en el que vivimos). Así funciona todo, dinero, y desiciones miopes (en espacio y tiempo).

              • isabel.

                es verdadero el no conformarse,
                con lo que nos ofresen,
                y si eso no enllena,tu expetatitavas de
                vida,esta re bien decir -NO-

                abrazo....

              • deox

                hola Malavente

                me ha gustado mucho tu escrito...
                realista e invitando a ir mas allá de lo que marca la sociedad...

                es lo que hay...
                un sueño que espera ser cumplido...
                y eso depende de la fuerza que apliques para lograrlo...

                un gusto leer palabras tan directas y ciertas...

                abrazos y suerte para ti



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.