Kristian Mariano Ibarguen

Désolé

Amor:

arrepentido vengo ante vos,

con el corazón fuera de sitio,

con un léxico que parece de niño

de cinco,

tratando de pedirte me concedas

tu perdón.

 

Désolé

por la aflicción que te causé,

por haber roto lo que prometimos

una vez,

por haberte sido infiel.

 

Désolé,

no me salen más palabras,

ya ves,

solo lágrimas que caen a tus pies

acompañados de un leve susurro 

en francés:

Désolé... Désolé... Désolé...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.