RICARDO V

LLUVIA EN SU CRISTAL DE OTOÑO

El cristal se transfigura en luz de bruma
donde nacen adornos de agua en riachuelos
que en la búsqueda de calma en las lagunas
que se forman transparentes en el suelo
dejan rastros de serpientes moribundas
añorantes del nacer allá en los cielos
y las hizo parecer que no eran lluvia.

Y buscando florecer como el madroño
en esa ventana al mundo de las nubes
se resbalan con temblor casi bisoño
cual soldado que nervioso escapa y huye
y gota a gota en dulzura de retoño
precipita su final y se confunde
sobre el macilento suelo de su otoño.

Comentarios1

  • happymariposa

    Lo que puede dar lugar una sola gota de agua...
    Precioso.
    Gracias



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.