yito

“Mi planta de naranja lima.”    

 

 

Los encendidos leños de la hoguera

que invitan al reposo y la lectura

lograron esa noche a su manera  

de la vida mostrarme su ternura.

 

Al que siente la dicha como austera

Vasconcelos descubre en la figura

del mestizo Zezé, en forma artera        

que es solo pasajera la amargura.

 

Yo adornaba mi vida con tristezas

negándole a la dicha y sus proezas

permitirle acercarme hasta sus pasos.

 

Dejo “Mi planta de naranja lima.”

intacto el sueño de lograr la cima

por más que lo desmientan, mis fracasos.

 

 

Comentarios2

  • Marcos Reyes Fuentes

    Muy bonito poema, Nunca se pierde cuando el alma se regocija en lo vivido. Saludos cordiales.

  • yito



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.