BlackEar

Anhelo

Anhelar las masas, los juegos de monos

Tomarme fotos, frente a un espejo sucio

¿Mientras mi páncreas pelea con un sándwich?

Por Dios, creo que voy en la senda incorrecta

¿O es que voy a desear encima de lo que deseo?

Mi cerebro, rutilante y agobiado

Sufre, se reciente ante las pantallas del presente

Debo decidir la ruta, pero no hay bifurcaciones

Caminaré hasta convertirme en Dios

Dios de la fantasía y la fanfarronería

Quien se contenta con un abdomen plano

Y la frente arrugada, pero no por ser viejo

Quien absorbe una coca-cola zero

Mientras siente el dulzor en su boca

Una boca infestada de amor

Amor fugaz que crece aquí

Aquí dentro, pero se desvanece

Pues se ha transformado en un anhelo

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.