Escritor Compulsivo

Reflejos de laguna.

Cae el silbido del roció y susurra a un rostro pálido y un cuerpo endeble, se mira sobre el agua y el reflejo huye a esconderse, la laguna se queda en silencio en un momento incómodo y hace mover su agua para mostrar donde se esconde, las nubes pasan y sus reflejos las esperan para verse a sí misma, las estrellas se contemplan toda la larga noche y el sol todo el corto día, pero aquel rostro sigue huyendo dentro de la laguna, la lluvia se enamora tanto de su reflejo que las gotas se tiran en picada a su encuentro, se salpican risas y llantos y se murmura que un rostro sea escapado, aquel cuerpo se vuelve a hincar sobre la hierba abrazada por el roció y asoma su rostro a la laguna y detrás de un tenue movimiento se encuentra con su reflejo, un rostro iluminado por un encuentro, se ve posado sobre el agua y en sus ojos la laguna se reflejaba.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.