Ramón Luzardo

Karem

Donde esté escribiré tu nombre

bajo cualquier espacio de cielo dibujaré tus manos frágiles, 

tan frágiles por la lluvia de algunas tardes donde aún mis labios no tocaban tus pies. 

Haciéndote inmensa en los días de combates futuros . 

Como las llaves que abren en mí cualquier suspiro...

y es tu sufrir que aniquilo en cada verso, en cada palabra profunda junto a mi boca.  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.