Galrock

Inspírame

Inspírame,

el cantar de las aves ya no tiene sentido para mí,

la vida me ha descascado y mi alma se luce indiferente.

El tiempo, a quien Dios en un soplo despidió diciéndole anda,

es incomprendido por quien ha decidido limitarlo a simples vueltas.

Y que más da...

Quien es limitado decide limitar para controlar

lo que no hay como controlar.

Ilusiones traicioneras que sorprenden por la espalda,

la estocada certera de la realidad, una lágrima de sal, de injusticia.

Buscamos errado y encontramos grises paredes detrás de las puertas.

Caretas sonrientes, un brillo en la piedra, una moda extranjera.

Moderna.

Inspírame, distráeme, dame una razón más para seguir luchando.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.