Sin métrica

Vivo en dos tierras

Vivo en dos tierras diferentes;

en una soy la bravura del hijo de peleo

en otra soy de parpados cansados reo

un sopor frágil de deseos ardientes. 

 

A veces quiero despertar y no despierto

a veces despierto sin querer despertar 

y se me van las ganas en un tiempo lento

mañana tarde y noche de pesado malestar.

 

Que amo el sol que en su cuerpo dora

las aguas de verdes cristalinos y

los cristales de las copas metálicas

 

pero también la nube en que mora

otro tiempo y otras formas y 

una caldera de melancolías y nostalgias.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.