LostFluffy

El Abanico De Los Corazones Rotos

 

Aquel ya se ha ido, eso lo sé muy bien
Después de tanto dolor el sol ha vuelto a aparecer
Junto con un atardecer sin igual
El atardecer más hermoso que se había visto
Reflejaba el no estar esperando de más
Por aquellas cartas de amor que ardían en el pasado
Y esos recuerdos ya desconectados
La última línea escrita se apreciaba de toda esa situación
En un cuaderno con páginas llenas de dolor

La noche cae de un instante a otro
La lluvia ya no se ve tan potente ni estruendosa como algunas noches atrás
Se escucha suave, ligera, tal como un desencanto a la luz de la luna de cristal
Se podían suspirar las esperanzas muertas en la habitación
No dolían, ni me hacían sentir mal
Toda la esencia se encontraba allí flotando pero no la voy a tomar, es una gran trampa al final

En la orilla del infinito mar se encuentra un alma vagando
Me abraza este cielo azul con un millón de estrellas
Algunas ya han muerto, pero el universo aún no lo sabe
Algunas están apenas naciendo, estrellas que nunca veremos en esta vasta existencia
Con dulzura implacable se puede oír un violoncello sonar a lo lejos
Sonaban bien fuertes los sentimientos de todo lo pasado en aquellos sonidos de azul
Nada se olvida, parece ser una triste balada
Solo se escuchaba como lo que era, una balada para llenar un corazón vacío
Pero que en este caso no era el mío

En las nubes se apreciaba un gran dolor
Pero no me afectaba
No podía seguir llamando la felicidad desde una simple ilusión
A la distancia se apreciaba la misma luna de toda la vida
Bajo la noche estrellada, muy solitaria
Hay cosas que no se pueden olvidar
Más de un recuerdo o sensación que tocó mi corazón
En este gran mar muchos se han rendido
Varios lugares con significado para mi se han vuelto sin sentido
Pero la maravilla de apreciar el día a día
Aún no se ha desvanecido

Mis manos estaban heridas después de soportar tanto
Pero no me afectaba
Comenzó una delicada lluvia de Mayo
Que definitivamente decía que la tormenta real había pasado

El mar trajo consigo un objeto particular
Un abanico común
Que a la orilla llegó por alguna razón
En su revés decía escrito algo así:
¨Este es el abanico de mi corazón que a la esperanza quería llamar,
aquella chica, que la amé alguna vez ya se ha ido y no va a volver
, su regalo con más sentimiento se quedará en el mar donde debe estar,
lejos de mi, lejos de lo que más daño me puede hacer,
esta sombra me persigue,
lamentablemente yo con estos recuerdos aplastantes la vida he de continuar, adiós¨

¨Este definitivamente es el abanico de los corazones rotos¨

Pensé mientras lo sostenía en mis manos
Una calidez pude sentir bajo el oscuro cielo de frialdad
De alguna manera había llegado a mi
Una luz más se había apagado, un amor más se había ido
Y el universo no sabía de ello
Me hizo recordar con una melodía única aquellas cartas de amor alguna vez quemadas
Solo con la intención de olvidar, de no sufrir por el eco de un amor fallido

La brisa de mar era como una fina fuerza helada, como aquellas noches de confusión
De tristeza e insomnio, preguntas sin responder y reflexión
Este será el último dolor que él me causa
¨El abanico de los corazones rotos...¨
Este definitivamente es el último adiós
Esta sensación es nueva, es un adiós pero no me hace retorcer ni me genera sentimientos
En la misma arena enterré este abanico junto con mis sentimientos
Junto con aquellas noches soñando despierta y las desbordantes decepciones vividas
Decidí que solo fuera un recuerdo más y seguir con la vida y lo que me pudiera ofrecer
Por que es muy corta para preocuparse por el pasado
Por que hay un gran mar por descubrir aún y la orilla solo muestra una parte de él

Los sentimientos se desojaron como una rosa
Cada delicado pétalo un recuerdo, esa noche sepulté más de lo que debería
En todo lo pasado dí más de lo que estaba dispuesta a dar
La luna de cristal comenzó a ocultarse
Y el amanecer no se hizo esperar
Los pétalos de esta rosa ya no iban a renacer
Pero podía cultivar una nueva, mucho más especial y con otros significados

Al salir el sol me di cuenta que estaba soñando despierta
Definitivamente sería la última vez en mucho tiempo
Me reí de aquella situación y las tardes lluviosas
Por que parecen mentira

Había dicho adiós a todos los malos ratos sentidos en este proceso
A los tropiezos, errores e incluso aciertos que se vivieron


A un regalo de alguien del pasado


Pude comprender que decir adiós

Es crecer



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.