El Quijote de la Rosa

A mi hija...

La vida, ese eterno peregrinaje,  esa eterna manera de nacer y morir cada día, esa unica e irrenunciable manera de sentirse vivo que es el caminar detrás de la utopía. La vida, que es la nuestra y no la de los otros, porque cada uno debe cargar con sus huesos y sus sueños y si ellos coinciden con los de alguien, andemos juntos esa parte del camino, para que la vida nos enseñe a ser felices cada amanecer.

La vida, ese instante de felicidad, ese momento de locura, en que dejamos de ser dos para transformarnos en un cuerpo con dos almas. La vida ese eterno desafio de correr tras la utopia de ser eternamente felices, sin comprender que la felicidad esta en el caminar los senderos del vivir y no en llegar a la cima.

Un abrazo enorme de tu viejo  padre 

Comentarios5

  • Lualpri

    Siempre es un placer leerte, estimado poeta amigo.
    Un gran abrazo y cuĆ­date mucho.
    Luis.

    • El Quijote de la Rosa

      Grata visita es la suya mi estimado hermano, un abrazo fraterno el Quijote de la Rosa

    • Rafael Riofrio Tacuri

      En efecto la vida es una caminar por "los senderos del vivir y no en llegar a la cima", aunque por ello se camina.
      Lindas frases.
      Saludos

      • El Quijote de la Rosa

        MuchĆ­simas gracias por pasar por mi rincon y dejar vuestro comentario. Un abrazo fraterno el Quijote de la Rosa

      • Gabobar

        QuƩ mƔs lindo hay que poder acompaƱar a los hijos en un gran trecho del camino. Hay mucha riqueza en tus versos. Abrazo

        • El Quijote de la Rosa

          De eso se trata el vivir como padres , muchas gracias por su visita. El Quijote de la Rosa

        • Aqua marina

          Palabras de padre que dejas llenas de ternas de ternura empapadas de tanto amor. Un pacer leerte poeta.

          • El Quijote de la Rosa

            Gracias seƱora como siempre un placer recibirla en mi humilde rincon. Un abrazo fraterno el Quijote de la Rosa

          • Kinmaya

            Si pudiermos escuchar mas la voz del alma, disfrutarĆ­amos sin duda el andar por los senderos de la vida.
            El destino no importa, ni siquiera sabemos hasta donde vamos a llegar, quizas en un instante ya no estemos en este plano. Los hijos son este camino tambien.
            Me ha motivado tu poema.

            Saludos cordiales.

            • El Quijote de la Rosa

              Muchas gracias por tu visita ,de eso se trata de compartir pensares. Un abrazo fraterno el Quijote de la Rosa



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.