Julio Noel

Verdes llamas de amor ardían en tus ojos

Verdes llamas de amor ardían en tus ojos

en los albores de nuestra primera mirada,

eran como reflejos de lejanas estrellas

o los sublimes destellos de dos esmeraldas.

Tu cara de amapola encendía el azul céfiro

con un etéreo tul de oro y grana,

los urentes efluvios que exhalaban tus labios

por el ingrávido manto del cielo añil volaban.

Rojas sonrisas huían en las alas del viento

como ígneas lenguas de una hoguera en llamas,

eran las sombras que acariciaban el aire

con los embrujos de tus coloradas fragancias.

Verdes llamas de amor ardían en tu ojos

al cruzarse conmigo tu primera mirada,

en el fluir eterno del río de nuestras vidas

transparente se esfuma un velo añil y grana.

 

En las alas del viento



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.