Jorge Horacio Richino

VIL PECADO


AVISO DE AUSENCIA DE Jorge Horacio Richino
"Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos, que el viento sople siempre a tus espaldas, que el sol brille cálido sobre tu cara, que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y, hasta tanto volvamos a encontrarnos, que Dios te guarde en la palma de su mano".


 

 

Hoy vivo triste y maltrecho

frente a tu hermético olvido

y me trona de latidos

el corazón en el pecho.

 

Sólo quedan remembranzas

en mi entraña desgarrada

y un recio filo de espada

amputa mis esperanzas.

 

Cuando nació nuestro amor

el cielo brillaba a pleno...

la llama ardía sin freno

en relumbrante esplendor.

 

Pero Belcebú malvado

se metió en nuestros asuntos,

endosándome un adjunto

que me llevó a vil pecado.

 

Inmerso en desliz eterno

tuve que asumir la culpa

y aún pidiendo disculpas

fui derechito al infierno.

 

Maldigo al demonio cruel

que me introdujo en el mal

pues hoy ya nada es igual

que cuando supe ser fiel.

 

 

 

 

Jorge Horacio Richino

Copyright



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.