Bernardo Arzate Benítez

La flor cortada.

 

 

 

Esta flor,

que se mecía en el viento

saludando a los pasantes,

y nacida en mi jardín...

Hoy, la he cortado.

 

¡Ciertamente hermosa,

un lujo en la naturaleza,

de belleza inspiradora,

la he cortado ahora!

 

Se que el sol es implacable

y acabaría con ella,

sin importar su belleza,

por ello esto he pensado:

"Mejor que pase sus días,

sus últimos,en las manos de mi amada,

ella,se la merece,mas que el sol"

 

Y la he puesto en sus manos,

y ahora ella es su dueña,

que decida su destino,

en el florero que tenga. 

 

Autor:Bernardo Arzate Benítez

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.