Mariesther Munoz

Aguas de sal

Aguas de sal

 

Aguas que viajan curando la vida,

Girando la existencia de cada ser,

Usando sonidos y sabores del vaivén

Ante adversidades y constancias de cien,

Silenciando el aullido del bramar.

 

Desde que se adentra hasta que se devuelve

Espera sigiloso cada suspiro.

Salpicando con gotas de sal,

Aguas que encierran por caudal

La locura de sus bramantes y honduras de cal.

 

Por: Mariesther I. Muñoz Phi

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.