Rafael Perez Ortola

CUITADOS

Virus potente abusando del débil.

Debilidad de alas desaliñadas

Responde  con mañas desafinadas,

De irremediable carácter servil

 

Afrenta los trágicos panoramas,

De tosca despedida inverosímil

De los angustiados en el pretil

Olvidados de las ciegas proclamas

 

Queda por ver si ahora aprenderemos

Cuitados en este trance difícil

Con el imperativo de acogernos

 

Empeñados en  requiebro sutil

Como apasionados y enrrabietados

Militantes de la sociedad frágil.

Comentarios2

  • alejandro guardiola

    Nunca aprenderemos, cuando el hombre juega a ser Dios siempre se estrella en el camino

  • Rafael Perez Ortola

    Saludos, Alejandro.
    El aprendizaje no puede cesar ante esa soberbia tan arraigada.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.