J. Ernesto

IGNOTO CABALLERO

 

Ignoto Caballero

 

He visto tu rostro,

Cornudo volador,

Pues en el caminero

He sentido tu calor.

 

Arribaste por el desfiladero

Y coronaste al desertor

Con la llama de tu fuero

Purificador.

 

Lóbrego vaciero

Que contamina con su hedor

El ornato florero

De tu esplendor.

 

¡Hirsuto cornígero!

Arrópame con tu céfiro,

Condúceme a tu seno

Y aléjame del fuego fatuo

Que agria el septeno

Del caótico trémulo

 

Cuando te miro

Con clamor de trueno

Y bebo del cántaro

El esperma de hielo

Para suscitarme Susano.

 




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.