Luz María de la Piedad

Me decían de pequeña

Me decían de pequeña

Que había nacido para fracasar,

Y hoy estoy de pie

Luchando por mis sueños alcanzar.

 

Me enseñaron que los pobres

A nada podríamos aspirar,

Que la droga era algo que nos iba a matar.

 

Me enseñaron de pequeña que el amor no existía,

Me decían que si mis padres no me quisieron,

Como esperaba que alguien más lo hiciera.

 

Me enseñaron de pequeña que la vida era cruel,

Que la gente siempre nos dañaría

Y que al final del día queríamos acabar con nuestra vida.

 

Se han equivocado

Sus enseñanzas no me han servido de  nada

Soy una mujer que lucha por sus sueños

Una mujer que se alejó de las drogas y eligió la poesía

Soy una mujer que da y recibe amor

Amo la vida con sus alti-bajos, porque ellos la hacen mejor

Amo a Dios por sobre todas las cosas, porque vi que con el tengo salvación

 

La vida no es como no la pintan los demás

Algunas personas las ha tocado sufrir más

Otras quizá lleven una vida un poco más suave o ligera

Pero eso no significa que no podamos salir adelante.

 

La vida es demasiado hermosa como para morir

La vida es color de rosa aunque tenga una tarde gris

Dios es lo mejor que nos puede pasar

 

A veces no tenemos nada, ni a nadie en quien aferrarnos

Al grado que olvidamos que Jesucristo ha venido a salvarnos

Que hubo un hombre que dio su vida por amor.

 

De pequeña te pueden enseñar la vida otro ser

Tu vida no será exactamente a la de otra persona

Puede ser mejor de lo que crees,

Solo depende de ti

 

Desde el día 0 eres un ganador o ganadora

Has ganado la carrera de la vida

Ahora sigue luchando por tus sueños

Pronto serás una mujer o hombre de éxito.

Comentarios3

  • skyfire

    luchas por tu sueños

  • Lualpri

    Aprovecha la vida a cada instante.
    No la dejes escapar.
    Extrae de ella lo bastante.
    Disfruta
    Se feliz
    Pero hazlo ya !

    ***

  • Antonio Balgal.

    La vida y cada uno de sus dias son como una pagina en blanco y uno decide de que color quieres
    pintarla. Todo pasa, nada queda, son nuestros pensamientos que nos obligan a atorarnos en el dolor y en la desesperanza.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.