Max Hernandez

Humanidad...


AVISO DE AUSENCIA DE Max Hernandez
Con poco tiempo disponible.

 

Momentos difíciles, de angustia e incertidumbre, que nos obligan a repensar sobre nuestras prioridades y sobre cómo estamos tratando a nuestra "casa grande".


Somos la especie más exitosa que jamás haya existido, hemos domado cielo, mar y tierra, incluso nos hemos aventurado mas allá de nuestro planeta. No tenemos rival vivo que nos haga la pelea. Los hemos diezmado a TODOS.

Y hoy, el más pequeño de ellos, nos ha puesto de rodillas. No hay humano, por poderoso que sea, que no sienta miedo frente a este "viejo" y "conocido" enemigo: un virus.


Los que lo han ninguneado, hoy pagan su soberbia. Los que lo trataron con cautela y recelo, pueden decir que lo "vienen superando". Pero, la vida, tal como la conocíamos, ha cambiado, y ya no volverá a ser la misma, de eso estoy completamente seguro.

Nos estamos "acostumbrando" a escuchar noticias crueles como;

- Incineran cadáveres y no hay entierros.

- Priorizan a los más jóvenes para usar los ventiladores mecánicos.

- Cierran fronteras.

- Toque de queda.

- No toques a nadie!

- No des la mano!

- Nada de abrazos, menos de besos!

- Mantén una distancia de 2 metros de otra persona....

Y, ante nuestra sorpresa y estupor, cuanto mas tiempo los "humanos" vivimos encerrados, vemos florecer a la naturaleza "salvaje" en nuestras propias narices.

Hace algún tiempo atrás leí algo muy interesante; "hallan un hueso curado después de una fractura"


¿Sabes por qué es interesante?


Imagina a nuestros ancestros en la época de las cavernas, sin conocimientos, sin tecnología, con escasez de alimentos, y que, por algún motivo, uno de ellos tuvo una fractura que le impide movilizarse. Su compañero tuvo que quedarse a su lado, alimentarlo, protegerlo, abrigarlo, sin saber siquiera si iba a curarse o morir. Pero se quedó a su lado.


Ese es el momento preciso en que nació la humanidad. Ese fue el momento en que dejamos de ser "salvajes" y nos hicimos "civilizados".


Desde aquel momento, el ser humano, sin ser el animal mas veloz, mas fuerte, mas grande ni más resistente del planeta se convirtió en el dueño de su propio destino. Porque la unión hace la fuerza, y juntos lo podemos todo.

¿Cuándo cambiamos?
¿En qué momento dejamos aquella "humanidad" solidaria para pasar a ser unos salvajes competitivos donde solo "vive el mas fuerte" y perece el débil e indefenso?
¿Desde cuándo pasaron a ser los "bienes materiales" más importantes que un abrazo o un beso, o un simple y sincero "apretón de manos"?

Pues bien, aquí está el mas pequeño e insignificante ser que "camina" sobre nuestro planeta para decirnos que estábamos equivocados. Muy equivocados. Ataca a todos por igual sin importar la cantidad de riquezas que hayas acumulado y, oh sorpresa, sobre todo a las poblaciones aglomeradas en las grandes urbes, ¿Por qué será?

Saldremos de esto, estoy completamente seguro, si y solo si dejamos de ser egoístas y volvemos a ser "humanos" cuidando de los más débiles e indefensos, dejando atrás la soberbia y aceptando, con humildad, nuestras limitaciones y deficiencias.

Si aún puedes dar un abrazo, hazlo, y disfruta de sentir el calor humano de este hermoso gesto.

Si tienes la suerte de tener vivos a tus padres, a tus abuelos, o tienes algún familiar enfermo, cuídalos! No olvides que este virus los prefiere a ellos.

Y cuídate también Tú! Eres mas valioso y útil sano, que enfermo.

Que tengas un hermoso día, y que Dios te bendiga.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.