vereluna

La orquídea y el girasol

Este es un girasol

elegante, reservado,

que cuando a la orquídea vio

de ella quedó prendado,

 

por ser fina y delicada

y tener tanta belleza,

él le fijó su mirada

y la guardó en su cabeza.

 

La orquídea se percató

de la mirada certera

que el girasol le lanzó

y se alegró que así fuera.

 

Porque ella, sutilmente,

a él lo había mirado

y sintió, sencillamente,

que la había cautivado.

 

Así quedaron prendados

La orquídea y el girasol,

él su encanto le ha brindado,

ella, brilla como el sol.

 

Vero

 

Comentarios1

  • omu

    precioso el poema; encuentro excelentemente puestas cada una de sus letras.
    me sonó a cuento de amor, tiene una tierna melodía, me llevó....como la buena música, como una canción.
    un saludo

    • vereluna

      Hola, gracias por su comentario a mi poema, que bueno que le haya gustado. Si es un historia de amor relatada brevemente en ese poema.
      Un saludo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.