Emmy Gutier

LA TORMENTA

Se mojo la tierra
germinó la semilla
crecieron los brotes en los huertos
afuera todo estaba tranquilo y sereno
pero la tormenta estaba recia
la tormenta estaba en mi cabeza

 

Salí al balcón de noche
para ver las estrellas
parezco un buen fantoche
al buscarte entre ellas
sin encontrarte, sin encontrarme

 

Afuera estaba sereno y tranquilo
no había gente, no había ruido
la primavera se anunciaba como siempre
como un grito verde
el mar a lo lejos esparcía sus ondas
entre isla y costa las dejaba solas

 

Al levantarse la mañana
me asomaba impaciente por la ventana
la ausencia tuya era mi castigo
y la soledad, condena de mi alma

 

¿Qué e de hacer para guardar la calma?
si afuera todo esta quieto
si afuera no hay viento
y al mismo tiempo
la tormenta esta recia
la tormenta en mi cabeza



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.