Adara Miller

Aprendí

Aprendí que 

La vida

De color rosa

No estaba 

Pintada.

 

Aprendí

Que no

Importaba

Lo que pedí, 

Simplemente negado 

Fue para mí 

 

Aprendí que

El llorar

Antes de dormir,

No evitaba

Tu partir

 

Aprendí que

Nada es seguro

Tienes que valorar

Cuando lo llamas

Tuyo. 

 

Aprendí que 

Sin ti podía

Seguir, 

Gracias a una mujer

Que no pensó 

En huir. 

 

Pero no aprendí 

A soltar

Sin llorar. 

 

No aprendí 

A no odiar

Al que nada 

Pudo cambiar. 

 

No aprendí 

A entender 

Que nada 

Podía yo hacer. 

 

No pude entender 

Que de la nada

Todo puede 

Desaparecer. 

 

No pude 

comprender 

Que aquel que

Me debió querer, 

Siempre puede 

desaparecer 

 

Pero si pude 

comprender 

Que nada 

Me debe detener 

 

Si pude entender 

Que la vida

No es sólo un color, 

Es un arcoiris 

Lleno de fulgor. 

 

De tu partida aprendí

Cosas que no debí

y otras que siempre 

estuvieron ahí

 

De ti, señor

Aprendí 

Que nadie 

Es necesario 

Para seguir aquí. 

 

 

Comentarios2

  • Hiram Garcia

    Muy bien plasmadas esas bellas palabras, que con un toque de verso... llenas de luz y de ideas mi mente. Felicidades por tan hermosa poesía.
    HIRAM G.

  • Nuria de espinosa

    También hay que aprender a perdonar.
    Precioso. Un placer leerte. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.