Leandro Rodríguez Linárez

Intitulado CDXXI

Emigras… l

Lega tu piel revistiendo las piedras,

tu aroma hace rodar el viento,

tus ojos viajeros completan la luna,

mientras, como un río flotante,

tu sangre arrulla las sombras,

la estatua triste nutre sus venas

y corre tras su amada

como las aves con sus pechos rojos.

Emigras…

te esparces por el mundo,

en lento carruaje repartes mis días, mis noches,

el mar es solo una odiosa compañía,

como el ceniciento cielo semi estrellado

y todo aquello que, mientras no invadas,

es dolorosamente inútil.

 

LRL

1-4-2020



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.