Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

LA SOLEDAD

La Soledad 

 

¿Quién eres, 

cómo te vistes, 

qué rostros tienes? 

 

I 

Dios, mirando a su Hijo en la cruz 

 

Exhaló. 

 

Y en ese momento terminó la vida. 

Era su hijo, su único hijo 

y fue su propia decisión. 

 

Se sobrecogió, pero debía ser. 

 

Todo lo que había creado parecía revelarse. 

Con un gesto de su dedo, todo enmudeció, 

y un detalle de su rostro, lo detuvo todo. 

 

Aspiró el infinito que su voluntad parió 

y miró calmo su inmensa creación. 

 

Le dolió tanto su ser absoluto 

que le impedía no mirar 

aquella cruz, ensangrentada cruz. 

 

No pudo creerlo, aprendió el vacío. 

Nació allí la soledad. 

 

 

II 

La Piedad 

 

Con sus ojos húmedos, las manos temblorosas, 

esperó que bajaran a su hijo de la cruz. 

Recibió su cuerpo, arruinado y yerto, 

en su regazo, cual dormido, lo abrazó. 

 

El horroroso dolor, 

la angustia y la ira, 

fueron contenidos por la fuerza 

de su valiente corazón. 

 

Aquel instante el cielo retumbaba 

las quejas que Ella se guardó. 

Su rostro tan bonito y dulce, 

no mostraba la ira ni el dolor. 

 

Entonces, lloró desconsolada 

la inmensa soledad de su misión. 

Creóse allí, ese momento, 

el significado más lindo del amor. 

 

Mauricio Carrillo

Cofradía de la Palabra

Comentarios6

  • alicia perez hernandez

    5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

    6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

    7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
    Isaías 53' 5,7
    No hay soledad mas grande que vivir sin CRISTO JESÚS. el pagó el precio por nuestros pecados por AMOR y fue en la cruz donde sintió su SOLEDAD. Padre has que pase de mi esta copa y no se haga como yo quiero sino como tú quieras.
    PLACER LEER Y SALUDAR. ABRAZOS

  • Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

    Me alegra haber motivado esas lecturas y citas que participas Alicia.

    Son muy bien traídas al caso. Te agradezco siempre tu tiempo y comentarios.

    Abrazo

  • kavanarudén

    Realmente hermoso. No hay amor más grande que dar la vida por los otros. Soledad y piedad. No todo quedó en dolor y muerte sino que al final brilló la luz en la resurrección.
    Un placer siempre leerte y reflexionar contigo a través de tus letras, de tus escritos.
    Un fuerte abrazo
    Dios te bendiga

    • Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

      Ante todo te agradezco la bendición.

      No quedó en dolor, solo fue el inicio de la más grande fuerza que mueve a la humanidad: el Amor.

      Gracias también por la visita, lectura y comentario, siempre generoso.

      Un abrazo amigo poeta.

    • Violeta

      No comento tan solo lo siento ..Te saludo Mauricion con admiracion y respeto.

      • Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

        Solamente quien trabaja en el papel y el lápiz, reconoce el esfuerzo.

        Recibir el respeto de una mujer de letras, es el mejor reconocimiento.

        Cuídate mucho y recíbeme un abrazo.

      • Azhcari

        Mauricio, debo confesarme: no soy católica, sin embargo, veo en tu poema una gran belleza.. Algo de él me ha llegado... Saludos Carina

      • Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

        Qué comentario tan especial para mí !!

        Ya ves en qué rincones del alma ha hurgado mi pluma.

        Lo que has leído es el inicio de una secuencia de versos que voy a ir desarrollando, sobre aspectos diferentes de la soledad.

        Me gusta saber de ti.






      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.