alejandro guardiola

HÉROES ANÓNIMOS

Con el gesto tranquilo, la mirada ausente
veo llegar el reloj, que marca las horas
en las horas tristes, de la cruel agonía
en las horas tristes, donde no hay futuro

Aquella esperanza, que tanto anhelamos
se perdió una tarde, una noche cualquiera
en un triste destino, perdido el sentido
en un triste destino, del que pierde la vida

Entre cuatro paredes, blancas, muy blancas
mirando las auxiliares, que vienen y van
se pasan las horas, sin saber siquiera
si verán tal vez, un nuevo amanecer

Se entabla la lucha, contra el siniestro virus
se aprestan los sanitarios, a vencer o morir
algunos se quedan, en el triste camino
y mi recuerdo, con ellos se va

Dedico mi aplauso, el corazón sincero
a médicos y enfermeros, que saben luchar
a las auxiliares, pendientes de todos
y a aquellos enfermos, que se pueden salvar

Y brinda mi pluma, con dolor profundo
un humilde pésame, a los que se han ido
a tantas familias, que lloran por ellos
que desde muy lejos, los vieron partir

Comentarios5

  • Fabio Robles

    Alejandro ante una situación tan triste y complicada tu sensibilidad poética y humana transmite muy bien un sentir generalizado. Un abrazo.

    • alejandro guardiola

      Gracias FABIO, en estos momentos tristes solo vale soñar con la esperanza, un abrazo

    • AZULNOCHE

      El titulo encaja a la perfección.
      Tu sensibilidad Grande.
      Un abrazo

      • alejandro guardiola

        Gracias AZULNOCHE por tus palabras sobre el poema, un abrazo

      • javier Juarez 🍷

        Exelente, momento exacto
        Saludos

      • alicia perez hernandez

        PESAR HAY POR TODO EL MUNDO POR TODOS LOS QUE SE LLEVO ESTE VIRUS. Y APLAUSOS MUY MERECIDOS A TODOS LOS HÉROES ANÓNIMOS.

      • alejandro guardiola

        Unos merecen ser aplaudidos por la lucha por salvar nuestras vidas, porque no nos falten alimentos, pero que merecen los que mienten tanto



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.