Lissi

"MI PAPÁ JUILO"

Mi abuelo paterno,

 su cabeza blanca, como la nieve

en mis recuerdos me adentro

para buscar sus tesoros.

 

El radio transistor

reliquia, del pasado

una afilada navaja,

compañera de faenas.

 

hacedor de trompos

y otros juguetes tradicionales

¡gozo de nietos, pericia de maestro!

 

Las ramas verdes de chacté

 recolectaba con sus manos

para preparar el horno

del alimento supremo.

 

Junto a la abuela, probaba el sabor

de aquellos panes de ensueño,

que daban el visto bueno

a la delicada hornada.

 

Tejía con sus manos la cerca

que circulaba el patio

y en mis primeros años

la cuna que veló mis sueños.

 

©Mirna Carranza Archila

Comentarios5

  • JUSTO ALDÚ

    Muy bien Lissi, me parece muy bien que quieras hacerle los honores a los ancestros. Muy pocos nos acordamos de ellos y fueron tan dulces y tan entregados a sus hijos y a sus nietos que merecen un poema y todo nuestro amor.

    Saludos,

  • Alexia56

    Precioso, es valioso en si mismo, pero además cadencioso, con ritmo y bien escrito.
    saludos Ale

  • Nano_Veliz

    Querida Lissi:

    Hermoso poema...para tan lindos recuerdos...se añora mucho a esa persona tan querida comolos abuelos...que algo nos dejan en la vida...su experiencia y sus historias...Un beso...Hernán.

  • gusanita13

    precioso poema

  • Caballero Aguila

    Muy Bello!
    Mi hija me pregunto quisiera pedirte algo que no podrias darme y yo le pregunte que era, que a lo mejor si se lo podria dar, y ella me dijo un Abuelo! Triste mi padre falleció antes de que ella naciera y su abuelo materno mucho antes.....
    Saludos.

    • Lissi

      gracias por detenerte en mi rincón. Tuve la suerte de conocer a mis cuatro abuelos, me consintieron tanto. A mi abuelo maerno ya lo conocí viejecito pero tenía un porte tan elegante y era muy fuerte, él murió a los 93. Mi abuela materna vivió con nosotros hasta los 87 y fue mi modista. Mi abuelo Juilo el habilidoso haciendo juguetes artesanales se fue cerca de los 85 al igual que la abuela, quien hacía el pan más sabroso de la comunidad, ellos fueron tan amorosos. Si tu hija desea abuelos, cuéntales de tus papás y de las cosas maravillosas que solían hacer.
      Gracias de nuevo,
      Lissett



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.