Ringo Stax

EL PIANO DE TOM WAITS NUNCA HA BEBIDO

Dejé mi casa al norte,

confín de líquenes y musgos,

haciendo esquina

entre la avenida de la hulla

y el bulevar del sol de las espigas.

Puse mi frente a barlovento

y ya de noche eché a andar hacia el mediodía.

Llegan del mar voces ungidas de colores,

y achampanadas espumas.

Huele el verano a mardi gras tardío.

Un orfeón de constelaciones vapean añiles humores.

Uniformados cual monásticos cardúmenes,

metales y maderas desfilan a los sones de "Waltzing Matilda".

Aromas a hidromiel emanan de las calles

que el aire regurgita en confeti y serpentina.

Sobre la barra del último bar

se acoda un si bemol en la penumbra

vencido de licor y de ambrosía.

Una embozada vestal de oblicuo ombligo

escancia el vino. A párpado cerrado

un piano tartamudea una lisérgica bossa nova.

Podría jurarlo, el piano de Tom Waits nunca ha bebido.

 

 

"Pájaros de niebla"   (2020)

Comentarios1

  • David Arthur

    Muy bueno José Ramón.

    Waltzing Matilda sí su piano a bebido.

    Un abrazo amigo,
    David

    • Ringo Stax

      Muchas gracias, amigo David.
      Un placer contar con tu presencia entre mis letras.

      Un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.