Oscar Lugo

Mientras tanto...

Hay un malvado
al que no le importa,
tampoco te pregunta
si lo quieres tener...
Ha causado muchos estragos,
y junto a sus aliados
lo seguirá haciendo;
la pregunta es:
¿qué vas a hacer?

Nos encanta, y celebramos
nuestra tendencia como humanos:
placeres, fama, dinero;
cuánta importancia les damos,
mientras vamos despreciando
a quien nos puede salvar…

Viene ese momento,
no sé si lo podemos calificar
de precioso o amonestador,
quizás lo acertado sean los dos:
buscar desesperadamente a nuestro Creador,
orar a nuestro Dios…

Y agradecemos la misericordia que todavía hay,
creados a su imagen y semejanza,
sacamos a relucir nuestra gran capacidad
de mostrar amor y bondad,
vemos que hay un héroe llamado solidaridad...
Personas que ya no van a trabajar
tan sólo por recibir un pago,
ahora lo hacen para salvar,
y evitar que no se vayan tan pronto
los seres amados…

No estoy haciendo reproches,
yo también soy pecador,
sólo quiero que medites
en lo que en tu vida estás haciendo,
y por estos días te acuerdes
no del que escribió esto,
sino por qué lo hizo;
para que nuestro corazón recapacite,
y vea que hay algo más que lo material,
la fama el dinero o el sexo…

Busca estar en paz,
busca la amistad
de quien te ama
y te puede salvar…

¡Que tengan buena salud!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.