migreriana

Te leo...

             Te  leo cuando mis instantes despiertan

              el recuerdo de un beso impensable,

            Te leo cuando repiquetea la lluvia

             insoportable, te veo al cerrar mis ojos,

             en los mil rincones de nuestros cruces,

            cuando tu mirada no hacía recortes,

            y me decía aún no...Falta. Minutos

            que te recorría y segundos que fijaba

            mis ojos en tu fugaz retorno algún martes.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.