omu

de la leche a las papillas

Agarradas nuestras miradas
acunan a la vejez de un niño.
Ahuyentan ya peticiones,
inspiran al sublime infinito
para que postergue su billete de partida.


En el vaivén del mutuo balancín
corremos los fotogramas.
La panorámica retoca nuestras ideas con su belleza,
la mansitud,
la transparencia del lago,
nos recoge con su saludo,
con un hola!,
que quiebra a la demencia.


Juntos,
(desde los catorce)
le damos cuerda al reloj,
invertimos su marcha,
vamos hacia atrás,
simulamos ser olímpicos cangrejos,
somos serenidad
dando viento a nuestras velas.
Buscamos el lugar
donde las olas del mar
jamas quieren romper
ni arrugarse,
no desean desbravar nuestra quimera.


Te miro...
y una mueca recita el saludo.
Los traspiés y las quejas caducaron,
nuestras canas doradas,
rehuyen, dejan marchitos a los sufrimientos.
Hacia un rincón los apartaron,
dejándolos como desaparecidos.


Aprendimos tu y yo en la misma escuela
la solvencia de ser felices:
a aceitar los engranajes,
a moler fielmente el café,
a guisar la carne,
a rayar el pan,
a limpiar la fruta
envasando tarros de deliciosa confitura.
Aprendimos a creer en el otro,
y en cada uno de nuestros hijos.


Todavia hoy...
descubro en el resplandor de tus ojos
la masa necesaria en la que se sustenta cada paso,
descubro...
la responsabilidad implícita
para lograr alcanzar unos objetivos,
los valores justos,
descubro la honestidad por la cual
vale la pena luchar, morir,

defender y rogar.


Aprendimos creciendo...
que el tiempo es una ligera pluma;
se agita, vuela y no vuelve.
Aprendimos lo laborioso de cada reto,
que tantas veces se gana
como las mismas se pierde.
Acertamos infinidad de acertijos.


Observo el desmayo de tu piel;
y creetelo amor mio, me alegro.
Significa el constatar
tantos y tantos revoloteos unidos;
por meses, estaciones y años,
simbolizan el que todavia te tengo
sin parame a reparar
si hubo espinas que se clavaron,
si hubo desdichas que envenenaron,
solo sé....
(no quiero saber más)...
que me regalaste el cielo
nunca un infierno impreso con delirios.

Comentarios4

  • ivan semilla

    ESTUPENDO AMIGO!!!
    UNA VIDA JUNTOS CON LO BUENO Y LO MALO(AUNQUE PARECE POCO LO MALO)
    UNA VIDA QUE VALIO LA PENA ENVEJECER JUNTOS CON EL AMOR MAS SUBLIME ACUNADO EN LA PAREJA.
    ME ENCANTO
    SAL DE LA VIDA
    ME LO LLEVO
    ABRAZO GRANDE

    • omu

      gracias Ivan, estas pequeñas cosas que hacen inmensamente grande una vida....
      boto por conseguirlo. Ante todo, un camino bien definido acompañando una mente de ideas claras.
      un abrazo ...de enlace infinito.

    • julio carbonero

      Poemaso amigo,formidable,estupendo,un deleite a los ojos y los sentidos...es hermosa la vida vivida con quien más nos comprende.
      Ten mi afectuoso abrazo,allen de la mar.

      • omu

        gracias amigo....sería ser...amar, la envidia sana del vecindario. Seguro disfruta el querer cuando es.
        un abrazo....allen de los oceanos.

      • poetisa59

        Has descrito una historia de amor tan real y sincera, con sus altibajos, alegrías y aprendizaje en el común camino, que está lleno de desvíos, pero que hay que saberlos esquivar y seguir en linea recta. El tiempo, ése que hace ponerlas cosas en su sitio y a la vez nos roba la ida y la vuelta en ésta vida, ése que quisieramos retrasar a veces, pero que no se puede, pues se queda suspendido, pero ni atrasa, ni adelanta, simplemente está.
        Me ha gustado tu poema, su fuerza, ojalá pudiesemos convertirnos en esos olímpicos cangrejos... pero creo que no andan para atrás, sino de lado, corrígeme si me equivoco.
        Me gusta la profundidad de tus letras, nos has hecho ver tus fotogramas en el tiempo, tal cual las has escrito. Espero que siempre tengas la posibilidad de seguir envasando tarros de rica confitura.
        Te dejo mis saludos, compañero.

        • omu

          de todo corazón gracias.
          Espero saber amar y poder llegar a ser aceptado y amado.
          Soy del creer, que todo acaba posicionándose donde merece y corresponde.
          un saludo

        • la negra rodriguez

          Que belleza Oscar, vivir juntos toda una vida, y seguir amando , con la misma intensidad, o con una mas fuerte, con los años de compartie, de reir y llorar, de ver crecer los hijos, de ver la piek marchitarse y decir, sigues bella o bello, te amo como el primer día, sigues igual de bella/o, lo contrario a eso es una vida vacía.
          besos.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.