Walter Trujillo Moreno

DIALOGO, “EL AMOR EN TIEMPOS DEL CORONA III”

Los profetas del fin del mundo escuchan las trompetas del *arcángel Gabriel
los pesimistas aseguran el mundo está a punto de terminarse
los optimistas aseguran tener un nuevo chance
los menos humanos aprovechan la crisis para llenarse los bolsillos
los inhumanos se esconden debajo de sus fortunas
los enamorados buscan sus corazones en el silencio y la oscuridad
y tu pides al cielo tu último deseo y un milagro en azul, verde y lila

 

Hoy sales a pasear sola por el bosque, miras a todo lado, no sabes en qué dirección caminar, el bosque está vacío, solo los árboles se mueven, los pájaros callan, la tierra toma vida, se siente el perfume de la hierba y las flores nuevas; la tierra despierta de un invierno largo, se estira y respira profundo, los pétalos de los árboles se abren lentamente; los hijos del bosque se sienten libres, sin  ruidos, risas, humo, música; están solos y consigo mismo. Tú sientes que estas en un sueño dulce que no lo conocías, sientes miedo, piensas que estas dormida o mejor dicho no quieres despertar de esa pesadilla hermosa.

Al otro lado del bosque una silueta se acerca hacia ti, lentamente, balanceándose en el  aire, sientes su respiración agitada, el movimiento de su cuerpo; reconoces su perfume de mar azul y lejano; cierras los ojos y preguntas, que haces aquí, quería estar sola, estoy soñando y no quiero despertar.

Camina sigilosamente y se detiene a dos metros de distancia de ella, y musita, no abras los ojos por favor, el bosque me llamo, acudí a su llamado; me sugirió, ven pronto, te quiero enseñar algo; recorrí la ciudad buscando el bosque que me llamaba, este siempre fue mi bosque preferido, me dio cabida y conoce mis secretos, es testigo de mis tristezas, alegrías y hasta me ha visto llorar; aquí han nacido muchas ideas para mis poemas. Nos dio morada, abrigo y nos presta su espacio, para el dialogo e inspiración.

María Época dice, estamos por terminar una era, los Mayas la llamaban la era de acuario, ahora debemos crecer y desarrollar nuestro espíritu o lo lamentaremos, como ahora nos lamentamos, encerrados en nuestra casa, en sí mismo y algunos presos en el más allá, más allá de la vida; muertos en sus miedos, insuficiencias y pánicos.
Los Mayas siempre supieron lo que querían, su cultura desapareció, fue fundida, mancillada y quemada, sus Dioses se relacionaban con la naturaleza, su cosmogonía nace del cielo y la astronomía era su lenguaje preferido. Los hijos de los Mayas siguen con nosotros, ahora en otra era, en otra dimensión, con nuevos hijos y con propuestas nuevas.

Sariel Segundo dice, los Kogui "Los guardianes de la armonía del mundo" los hermanos mayores, construían sin destruir, construían para la eternidad, con agua, humedad y armonía; sus tierras eran una copia del planeta, los dioses hilaron su cultura, viven en el noveno mundo; cuidan sus mujeres, ellas son parte de la madre; vivían en paz, testigos de su desaparición, los cultivos los cuidan y cuidan a sus protectores; los *Mamas son sus protectores. Los Kogui antes vestían de oro, hoy visten de tristeza y esperanza; les persiguieron los robaron sus tierras, nunca se convirtieron, ni perdieron sus vestimentas; los testigos del paraíso original dicen: el hombre fue creado para cuidar lo vivo, el mundo y la humanidad podrá sobrevivir, debemos aprender a cuidar al mundo de una manera sensible; dejemos de destruir el mundo, es la última oportunidad que tenemos. Hoy la tierra está descansando, la tierra necesita descansar y regenerarse: El hombre está enfermo porque la naturaleza está enferma.

*María Época suspira, mitrando al cielo, lo único que siento es ahora, es el viento, agitado que se vuelve cálido, creo que los espíritus están con nosotros, la bella Psique y el bello Amor están amándose frente a nuestros ojos. Miró al fondo en el oscuro del bosque. Fueron creados en otra época y ahora vive aquí, con su amor desconocido; tuvo que probar su amor a la diosa Afrodita, sin importarle su vida, lo único que quería es cariño, palabras, caricias y amor eterno. Amor fue su sentido de la vida, si la vida tiene sentido, su único amor y su amor verdadero, ese tipo de amor rebasa cualquier enfermedad, castigo, crisis, virus y dificultades presentes.

Sariel Segundo musita, creo que acabas de espantar a los Dioses, con tus deseos tu necesidad de cambiar el mundo, utilizando la etiqueta del amor, creyendo que los hombres se han dado cuenta que tienen demasiada prisa, la vida se les escapa por la boca y los pulmones. Creían que nunca tendrían que preocuparse, toda perecía perfecto, demasiado perfecto para ser real. Estamos en un callejón sin salida, tenemos que experimentar una muerte pequeña, para saber que estamos vivos, aceptar que no somos superiores. La Naturaleza es nuestra guía, nuestra esperanza, nuestra madre, sin ella estamos perdidos para siempre, ella algún día se recuperará y brillará como nueva. Nosotros terminaremos en polvo y unidos de bajo de las piedras y arcilla dura.

María Época murmura, me siento triste, infinitamente triste, nunca creía que éramos tan pasajeros y pequeños, más pequeños que un virus invivible y más frágiles que las alas de Hermes, el dios más rápido del universo, el mensajero de los dioses y los hombres, igual que el colibrí y el cóndor. Mi corazón late acelerado cuando pienso que hoy podemos rescatar al hombre y su naturaleza, volvernos más humanos, más hermanos, más sinceros y mortales. Ahora me siento inmensamente feliz, nunca creí que tendríamos una segunda oportunidad, tiempo y un momento especial para revisar y corregir nuestros errores, cerrar los ojos y empezar una vida, sin diluvio, sin el fin del mundo, si la extinción total de la humanidad.

Sariel Segundo intenta tomarla de la mano, acariciarla toda y desearla por el resto de su vida, desde el origen de los Dioses y desde la creación del hombre. Ella lo detiene, lo toma del brazo suavemente y le dice en silencio, detente, hoy estamos aquí para dialogar, meditar, soñar, fantasear y corregir, debemos cambiar la sociedad, debemos cambiar nuestra actitud, debemos cambiar la actitud del mundo.

Sariel Segundo un poco resentido, responde, no estoy enteramente de acuerdo, pero es necesario, cambiar y al mismo tiempo cambiar el mundo, nosotros somos la esperanza y noción del cambio, debemos enterrar la ira, odio, ofensas, prejuicios, miedos; el bosque nos ofrece lugar y espacio.

María Época, si hoy debemos cambiar el mundo, de adentro para afuera y de afuera para adentro, enterrar lo malo y lo feo, la violencia y la injusticia, cierra los ojos y caminemos hacia un lugar que nos invite y tenga espacio para tanto pensamiento negativo, nadie de saber dónde lo enterramos, ni siquiera nosotros, el viento nos trasladará al otro lado del bosque. Nunca sabremos si estábamos soñando, o acabamos de salir de su interior o fuimos echados de sus entrañas.

María Época enuncia, Sariel Segundo despídete ahora como si nunca más volveríamos a vernos, te miraré como si fuese la última vez que estamos juntos, te extrañare hasta el infinito, espero que yo sea tu último pensamiento, la última imagen. Tenemos que nacer de nuevo, nacer en un nuevo tiempo en un nuevo lugar, lejos de todo y fuera de lo conocido y cierto. Nos juramos amor hasta la muerte, hoy nos toca morir para seguir viviendo. Sariel Segundo enuncia, María Época acepto el reto, ya te empiezo a extrañar, tengo prisa de que seas nuevamente mía y yo sea solamente tuyo, al final ambos creemos vida, sueños y una nueva esperanza cercana al hombre, y en conexión con una naturaleza
sana y viva.

 

Poema Relato de Walter Trujillo Moreno, Marzo 2020



* La trompeta del arcángel Gabriel a Biblia nos dice que el sonido de siete trompetas anunciará el fin de los tiempos, el día del Juicio Final. Se cree que por su alto rango en la escala angelical, será la trompeta del arcángel Gabriel la principal de ellas. El sonido atronador de dicho instrumento levantará las almas de los que están muertos en ese funesto día. 
*El arcángel Gabriel con una o una pluma en la mano inspira a artistas y creadores otorgándoles el don de la imaginación, la creatividad y la comunicación.
En la actualidad se le considera patrono de los medios de comunicación por su labor de transmitir información.
Asimismo es una figura importante en las salas de parto, fue el encargado de anunciar a María la llegada de Jesús.

* Sariel, el arcángel encargado de los espíritus de los hombres que pecan, una de las siete trompetas que anunciarán el fin de los tiempos, el día del Juicio Final.

*María Época, arquetipo de una misión humana, una nueva madre del mundo
*Los Mamas son los sacerdotes y sabios de los Kogui.

 

Comentarios1

  • AZULNOCHE

    Te lleva de la mano a la reflexión, en estos días en que el mundo se paró, a meditar y apostar por un cambio interior; más no se paró la primavera, ella sigue con la fuerza de los ciclos y la poderosa energía del amor.
    Un saludo afectuoso



    • Walter Trujillo Moreno

      Gracias AZULNOCHE por el comentario acertado y verdadero, Saludos Walter



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.