Lourdes Aguilar

CAPERUCITA

 

Se cuenta que cierta niña salió de su casa

fresca y radiante como aurora besando el día

implecablemente vestida parecía un lirio

la caperuza guardaba sus rizos y hombros

en el brazo balanceaba una canasta llena de postres

Así salió a visitar a su abuela mas ya no regresó

Se cree que cayó la noche y se perdió en el bosque

Hay quien afirma que aún vaga distraída y alegre

puede ser que viva y no sea más niña

o tal vez haya muerto y no lo recuerde

quizás fue seducida y comparta del lobo la suerte


Olvidada en los linderos se halla una vieja cabaña

donde una anciana la espera paciente

unos dicen que es bruja y devoró a su nieta

otros que es la nieta quien suplanta a su abuela


Más de un cazador al adentrarse al bosque afirman

que ahí en la espesura ocurren cosas extrañas

se oyen pasos y cantos de niña jugando

sus risas contagian y sus pasos ligeros parecen de ciervo

pero también se oyen gritos y gemidos de mujer asustada

pidiendo socorro, gritando como si cayera al averno

y si un valiente que por curiosidad o clemencia se acercara

sigiloso para no asustar si se trata de niña

aprisa y alerta cuando se trata de dama

cuando llega al punto para descubrir al causante

se encuentra un lobo

un lobo con el lomo erizado y gruñendo desafiante

pero ni el más veloz cazador logra dispararle a tiempo

porque enseguida la fiera desaparece de un brinco


¿Qué te persigue lobo feroz? Le habrá dicho una niña

¿necesitas tal vez tener una amiga o una amante?

Eres hermoso y osado aún con tan cerril talante

Hoy compartiré contigo unos postres de queso 

Y otro día me invitarás a conocer tu oscura guarida


Cuando alguien pasa frente a una solitaria cabaña

hay una anciana en la ventana rezando un rosario 

que pregunta por una pequeña que salió de su casa un día

como hada de mayo llevando en la frente un beso

en su mente un horizonte extenso cual bosque

en sus ojos la noche llena de funestos presagios

y en su corazón la inagotable curiosidad de los niños





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.