Zoyla

¡Qué solos... madre qué solos!


AVISO DE AUSENCIA DE Zoyla
Lo fácil sabe hacerlo cualquiera,
es en lo difícil
donde se fraguan las plumas.


 

Sextillas rimabou
con versos de 6 y 7 sílabas
rimando 1º y 3º en consonante
2º y 5º libres sin asonar con ningún otro
y 4º y 6º en rima asonante.
Estrofa registrada en la S.G.A.E.


En un rincón tirado
de la sala oscura
vencido y cansado
con su gorra de fieltro
raída por el uso
solloza el abuelo.

La mirada perdida,
el pitillo apagado,
recuerda su vida,
antaño un buen mozo
colmado de amores,
hoy solo un engorro.

A su lado el piano
aquel que un día fuera
obediente a su mano,
hoy tan solo un bulto
ruidoso y con eco
informal y adusto.

Sus ojos al cielo
llorando suplican
que rasgue ya el velo
y corte la cuerda
que le une a este mundo
en el que ya no cuenta.

Una lágrima escapa
de sus ojos grises
la emoción le empapa
pensando en Manuela
ella se fue a tiempo
y evitó esta condena.

Y él se quedó solo
en casa de una nuera,
tratado como un cholo
falto de cariño,
al igual que un perro
vulgar y cansino.

Y de qué me sirvió
tener tantos hijos,
piensa en su interior,
perdiendo la vida
luchando por ellos
y ninguno se arrima
a ver a este viejo
que solo suplica
algo de respeto
y un poco de estima.

Y al ir viendo todo esto
un grito del alma
me estremece el cuerpo,
¡Qué solos...
qué solos se sienten los viejos!

Hoy me dio por recordar
antiguos cuentos añejos
y a Gustavo remedar
en alguno de sus versos;
¡Qué solos madre... que solos,
qué solos quedan los viejos!

Aunque él hablaba de muertos
pero ¡ay, madre al fin y al cabo!
Todos son los mismos cuentos
y que solos madre, que solos,
que solos... se sienten los viejos.

 

Comentarios1

  • Freddy Kalvo

    Bonito, precioso, auténtico. Gracias por compartir querida Zoyla.

    Abrazos fraternales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.