ROGER LUNA

¡Resurrección!

                               ¡RESURECCIÓN!

Al fin de la jornada,

agonizaba un enfermo,

vino hacia él un medico

y le dijo: «¡No mueras, te salvaremos!»

Pero el paciente ¡ay! siguió muriendo.

 

Se le acercaron dos enfermeras

pálidas y ojerosas

que con amor le dijeron:

«¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»

Pero el paciente ¡ay! siguió muriendo.

 

Miles de policías, y soldados,

Dejando su miedo y sus hogares

Acudieron prestos y dijeron:

¡Te cuidaremos, no dejaremos que mueras!

Pero el paciente ¡ay! siguió muriendo.

 

Luego, veinte, cien, mil, quinientos mil,

Clamaron por redes sociales:

«¡Nos aislaremos, lo tomaremos en serio,

recupérate y quédate con nosotros!»

Pero el paciente ¡ay! siguió muriendo.

 

Millones de individuos dejaron sus celulares,

apagaron el televisor, se miraron a los ojos

y lloraron como nunca lo habían hecho y

clamaron con tristeza: «¡Quédate hermano, no nos dejes!»

Pero el paciente ¡ay! siguió muriendo.

 

Entonces todos los hombres de la tierra

de todas las naciones y religiones

se unieron y rezaron con lágrimas en el corazón

y dijieron: ¡Ya no contaminaremos, te cuidaremos!

…entonces LA TIERRA incorporóse lentamente,

abrazó al primer hombre; y echóse a andar...

 

Adaptado de MASA de CESAR VALLEJO....

  • Autor: ROGER LUNA (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 24 de marzo de 2020 a las 11:02
  • Comentario del autor sobre el poema: Es un poema adaptado de un poema universal: MASA de Vallejo....
  • Categoría: Triste
  • Lecturas:
  • Usuarios favoritos de este poema: 🔥Ls. Angel, alicia perez hernandez.

Comentarios2

  • 🔥Ls. Angel

    Recuerdo que nos hicieron aprender en el colegio ese poema ....

    Muy bien adaptando...
    Gracias por inspirar 🙂

  • alicia perez hernandez

    Millones de individuos dejaron sus celulares,

    apagaron el televisor, se miraron a los ojos

    y lloraron como nunca lo habían hecho y

    clamaron con tristeza: «¡Quédate hermano, no nos dejes!»

    Pero el paciente ¡ay! siguió muriendo.
    ...............................................
    TODOS VAMOS MURIENDO UN POCO TODOS LOS DÍAS CON ESTE VIRUS. SOLO TENER FE EN JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR.
    PARA QUE ANTES DE QUE EL VIRUS NOS MATE RESUCITEMOS A CLAMAR Y OFRENDAR LA VIDA AL QUE NOS AMA Y DIO SU VIDA POR NOSOTROS MUCHOS NO ESCUCHAN LA VOZ DE DIOS. ESTA ES, EL VIRUS NO ES CASTIGO ES UNA ALARMA ALERTÁNDONOS DE LO QUE VIENE.
    Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. JEREMÍAS 33' 3



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.