Dayanara Mondragon

VIRUSCIDIO II


Hoy, me considero parte del mundo entero,
un mundo vulnerable ante un ser diminuto y mortal...
VIRUSCIDIO II
El pasado nos da identidad y forja nuestro carácter,
nos da noción de las cosas que hacemos por costumbre,
y tanto lo bueno, como lo malo de la historia
arrastramos hasta la forja de nuestro presente; pero,
es allí, donde debemos romper,
con todo aquello que no nos hace bien,
como el machismo y el feminismo,
como el amor a la materia que es irracional e incomprensible,
como es la intolerancia o la falta de respeto a los demás,
como es la falta de empatía hacia un planeta que nos dio la vida,
y que no somos capaces de proteger, pues,
lo dañamos a cada momento; y es por ello,
que un simple VIRUSCIDIO,
nos muestra nuestra verdadera cara, y vulnerabilidad.


En un tiempo tan difícil e imposible de creer
he visto que la gente se llena de amor
que no importa tu color, tu sexo o tu religión
simplemente se une en oración.
Bendita la crisis que nos ha hecho cambiar
bendita la crisis que nos va a fortalecer
bendita la crisis que nos hará mejores
bendito sea Dios por escuchar nuestras plegarias.
Bendito sea cada ser que contrajo el virus
benditas sean las manos de cada doctor
benditos sean los bomberos que prestan auxilio
benditos sean los policias que os cuidan por la noche.
aprendamos que en medio de esta crisis nos podemos reunir para honrar y amar a Dios
porque sabemos por Fe que el nos salvara.


Son momentos difíciles, claro que si,
pero yo soy más excéntrica y veo al ser
que no escucha, ni tiene prevención.
¿Hacia dónde vamos? Somos inhumanos
que a la calle salen y ponen en
peligro a la población.
Otros miramos asombrados desde la
ventana de la habitación; fe opaca
de aquellos que son sordos.
Viruscidio II, ojalá que haga
cambiar la condición a estas
personas; y sean responsables.
Estamos en manos del señor,
pero también del doctor;
son muchos los fallecidos,
tengo pena y dolor.
Lloro al anochecer y le rezo
al señor; bienaventurado sea
quién reclame su amor.
Sale la luna y sale el sol
nos queda muy poco, para
salvar la situación.
Bendigo vuestras letras, que unen
fronteras; todos unidos lograremos
hacer un mundo mejor.
Que mejor que nuestros poemas,
y las canciones desde un balcón,
para ganar al confinamiento
porque así lo quiere Dios.
(Nuria)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.