BlackEar

Penumbras

Me enaltezco en el silencio, 

cuando las harpías a dormir se han ido 

Recojo la vasija lentamente

Hasta que el miedo se torna rojo 

 

Son las risas de almas inertes 

las que oxidan mi alma en desarrollo 

Pájaros caen muertos al son 

de una triste y lánguida canción 

 

Espero ante la puerta de los deseos

Y que una harpía no se cruce en mi camino

Pues sus voluntades son mis designios 

En este fluir de no saber de ti mismo 

 

Sólo vislumbro la penumbra en el ocaso

Sólo hay niebla entre mi rostro y el mundo 

¿Qué hará una flor al verse sin pétalos?

¿Qué haré yo al surcar desnudo el nuevo río? 

 

Delirios, oh fantasías de cambios positivos 

Han de colmar el sendero de la ilusión 

Mas la penumbra es el único camino 

Que se avizora en mi agreste porvenir... 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.